Mediante una red social, una mujer ponía a la venta pichones de cotorras. En tanto en la plaza del Ejercito, ubicada en avenida 9 de Julio y España, las comercializaba su sobrino.

Personal del Departamento Ambiental tomaron conocimiento sobre una mujer que ofrecía dichas cotorras mediante en una red social, investigaron donde se llevaba a cabo las ventas y se acercaron a la plazoleta. Allí se entrevistaron con un ciudadano de 25 años quien poseía en una caja a las aves.

Los agentes ambientales investigaron sobre una presunta venta ilegal de aves silvestres. Se trataba de una mujer que publicaba en internet que poseía varias cotorras y las comercializaba. Una vez interiorizados, se dirigieron hasta las avenidas 9 de Julio y España donde presuntamente se encontraría esta ciudadana.

Posteriormente, divisaron a un joven a bordo de una motocicleta quien poseía una caja de cartón y se encontraba vendiendo dichas cotorras. Los agentes se entrevistaron con este de 25 años quien sería el sobrino de la mujer.

El personal incautó las aves y notificó de la Infracción a la Ley N° 5629 al ciudadano quedando en libertad.