Gracias a la mano que le dio el Lobo, River con apenas un empate el jueves contra Racing en el Monumental, será campeón de la liga, el título que le falta a Gallardo.

Pero antes, los hinchas millonarios vieron un partido en el que ambos equipos, Gimnasia y Talleres, entregaron un festival de goles y emociones, en uno de los mejores encuentros del torneo.

Finalmente el triunfo y los tres puntos fueron para Gimnasia que le ganó por 5 a 2 a Talleres, sigue mejorando en el juego y se acercó a la Sudamericana del año que viene.

Talleres arrancó mejor parado, con tenencia y ataques por las bandas, pero rápidamente recibió el primer golpe: tras un preciso tiro libre del Pulga Rodríguez a la espalda de una floja defensa cordobesa, Carbonero conectó para vencer a Herrera.

Como en buena parte del campeonato, el equipo del Cacique Medina sintió el impacto, pese a que pudo haber empatado en un mano a mano que Santos tiró por arriba del travesaño, luego de un error de Guiffrey. Probablemente, el DT uruguayo haya puesto énfasis en la marca al talentoso del Lobo, pero sus jugadores no cumplieron: cerca del final del PT, lo dejaron pensar y asistió a Ramírez, que definió tras una tapada de Herrera.

En el segundo tiempo no dieron respiro. La T cambió un poco la cabeza en ataque y llegó rápido al descuento, gracias a una carambola que Gerometta terminó metiendo en contra. Era el escenario ideal para la remontada y seguir soñando con el campeonato, pero la defensa siguió haciendo agua: apenas un minuto después, Ramírez armó un jugadón que el Pulga definió con clase.

Y otra vez a remar... para ahogarse en la orilla: porque tras el segundo descuento de cabeza de Komar luego de un córner preciso, Talleres no levantó a pesar de seguir metiendo jugadores ofensivos. Herrera salió lejos, bajó a Holgado en el área y Licht cambió penal por gol para liquidar el partido a falta de 15’. Y por si fuera poco, en tiempo de descuento Alemán metió el quinto por la misma vía.