Legisladores de las bancas mayoritarias que conforman lo que se conoce como oficialismo y oposición firmaron un proyecto de ley que ingresó ayer al Parlamento provincial por el cual propone sanciones para adultos que utilicen a sus hijos en las manifestaciones para interrumpir el tránsito.

La iniciativa fue firmada por Roberto Acosta, Paola Benítez, la presidenta Élida Cuesta, Andrea Charole, Jéssica Ayala y Gricelda Ojeda por el oficialismo y Doris Arkwright, Débora Cardozo y Alicia Azula de la oposición.

En los fundamentos del proyecto, además de marcar lo que implica la colisión de derechos entre la protesta y el tránsito, legisladores señalan se preguntan “¿qué pasaría si desde estos espacios se arrojara una piedra con la intención de dañar a otra persona y hubiera niños participando de dicha manifestación, expuestos al riesgo de las consecuencias de dicha violencia".

La iniciativa pide que el Estado “cite” al referente de la agrupación, explique la violación de la ley y, de ser necesario, interrumpa el pago de planes sociales o ayudas económicas directamente a la organización que se manifestó junto con niños y adolescentes.

“El presente proyecto de ley que busca contribuir a resguardar a nuestros niños y adolescentes, sancionando a aquellas organizaciones sociales o asociaciones civiles que actúen de manera irresponsable en relación con el tema. Lejos de impedir o coartar la libertad de expresión, el proyecto busca proteger el ejercicio responsable de los derechos que tenemos todos los chaqueños, prevaleciendo sobre estos, la protección de los derechos del niño”, cierra la iniciativa.