El DT Hernán Crespo saluda a Emiliano Rigoni, la figura de la victoria de San Pablo ante Racing.

Racing Club quedó eliminado de la Copa Libertadores a manos de San Pablo, dirigido por Hernán Crespo, que lo superó por 3 a 1 en el Cilindro de Avellaneda por la revancha de octavos de final (1-1 en la ida en Brasil), con dos goles del ex-Independiente, Emiliano Rigoni y Marquinhos, descontando Javier Correa para la "Academia".

El conjunto local comenzó el partido bien parado en su campo de juego y con una presión alta con el objetivo de incomodar la salida de los defensores de San Pablo.

La visita, por su parte, aprovechó la poca marca de La "Academia" en el mediocampo, salió rápido de contraataque comandado por el también ex-Independiente, Martín Benitez y demostró peligro en cada ataque

El "Tricolor" además tuvo a su favor la primera jugada peligrosa a los nueve minutos con un remate de Gabriel Sara que pasó del palo derecho, mientras que once minutos volvió a acercarse con un cabezazo de Marquinhos que salió apenas desviado.

Cuando parecía que ambos equipos se iban a ir al descanso igualados sin goles, "Lolo" Miranda perdió la pelota cerca del área rival ante Miranda, de San Pablo, quien habilitó a Marquinhos con un pase de más de 50 metros para que defina ante la salida de Arias, que tocó la pelota, pero tras el rebote en el palo anotó Rigoni de primera.

La segunda etapa arrancó con un nuevo tanto de San Pablo, con una definición exquisita de Marquinhos a los tres minutos tras un pase milimétrico de Martín Benitez.

Con la obligación de tener que revertir el resultado y anotar tres goles para continuar con chances, Racing intentó hacerse fuerte en ataque por la derecha con el recién ingresado Fabricio Domínguez, pero sin generar peligro en el área rival.

El tercer gol de los brasileños llegó luego de una rápida salida desde su propio campo, que llegó a los pies de Marquinhos, la figura de la visita, quien habilitó a Rigoni para el tercer tanto de su equipo y el segundo en su cuenta personal.

Pizzi optó entonces por los ingresos de Javier Correa, Matías Rojas y Maximiliano Lovera para intentar dar vuelta la historia, pero solo consiguió descontar (Correa) y generar algunas aproximaciones en el área rival, pero sin molestar al arquero Tiago Volpi.

El equipo de Crespo logró ser efectivo en el arco rival y luego cuidó con oficio el resultado a favor, mientras que Racing no consiguió la claridad suficiente para revertir la derrota y volvió a dejar una pálida imagen en un partido decisivo.

En los cuartos de final del torneo continental San Pablo se medirá con el vencedor de la llave que integran Universidad Católica, de Chile (0) y Palmeiras, de Brasil (1), equipos que mañana disputarán la revancha en el estadio Allianz Parque, de San Pablo.