Una de las estrellas italianas más icónicas de la historia, Raffaella Carrá, falleció el 5 de julio con tal solo 78 años. Desde su país de origen, la cantante tuvo una larga lucho contra el cáncer de pulmón que según su pareja, la "atravesó el cuerpo".

Si bien no había confirmación alguna de lo que le sucedía , en la últimas, horas, los medios italianos confirmaron que se trató de un “devastador cáncer de pulmón” que le diagnosticaron en 2020, y que la gran artista prefirió mantener oculto para “proteger a sus seguidores de la perturbación de su sufrimiento”.

El fallecimiento de la artista fue informado por su pareja, Sergio Japino. “Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarán para siempre. Sólo había pedido un simple ataúd de madera al natural y una urna para contener sus cenizas“, informó.

Rafaella Carrá y Sergio Japino

"Una enfermedad que desde hace tiempo atacaba ese cuerpo suyo tan diminuto pero tan lleno de energía desbordante. Su fuerza imparable, que la impuso en la cima del sistema estelar mundial, una voluntad de hierro que nunca la abandonó hasta el final, asegurándose de que nada de su profundo sufrimiento se filtrara. Otro gesto más de amor hacia su público y hacia quienes compartían su afecto, para que su calvario personal no perturbara su brillante recuerdo", afirmó Japino sobre su fallecimiento.

Italia despide a la icónica Rafaella Carrá

Tras la la muerte de una de las cantantes que conquistó el mundo, sus seres queridos y seguidores italianos la despiden en un funeral con duración de tres días. Comenzó el  miércoles con el cortejo pasando por lugares simbólicos de la RAI, el jueves será la capilla ardiente y el viernes el funeral. El mismo, se llevará a cabo en la iglesia de Santa María en Ara Coeli, en Plaza Campidoglio.

Asimismo, uno de los detalles que también pudo conocerse es que antes de fallecer, Raffaella Carrà le dijo a su círculo más cercano, entre ellos, su pareja Sergio Japino, sus últimos deseos  "Raffaella pidió un simple ataúd de madera cruda y una urna para contener sus cenizas", reveló su pareja, ya que su última voluntad fue ser cremada.