Mientras el Gobierno se acomoda al desembarco de Sergio Massa en el Ministerio de Economía, Alberto Fernández vuelve este viernes al interior y luego partirá rumbo a Colombia, donde el domingo asistirá al acto de asunción del mandatario electo, Gustavo Petro. El Presidente quedó relegado una vez más en la interna oficialista y alejado de la toma de decisiones.

El jefe de Estado buscó este jueves dar una “señal de centralidad”. Luego de la jura y los primeros anuncios del nuevo ministro, se reunió en la Casa Rosada con Sergio Massa, con foto incluida. Según informó la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, durante el encuentro analizaron la reacción del mercado a los cambios de gabinete y “avanzaron en la hoja de ruta” que presentó el miércoles el nuevo ministro.

En el entorno presidencial aseguran que Alberto Fernández mantuvo encuentros y conversaciones permanentes con el líder del Frente Renovador, antes de la jura, pero indicaban que no hubo injerencia real sobre el principio de “plan económico” presentado luego por Sergio Massa. Se corrió definitivamente -o “lo corrieron”, según a quién se consulte dentro del Frente de Todos- de la coyuntura.

El jueves, antes de la asunción del nuevo ministro, el Presidente encabezó un acto de bajo perfil con el ministro de Educación, Jaime Perczyk. Este viernes por la mañana, estará en Santa Fe para el acto de puesta en marcha del servicio de tren entre Rosario y Cañada de Gómez, tras 45 años de su último viaje.

Del acto participará el gobernador santafesino, Omar Perotti, uno de los mandatarios provinciales que presionaron públicamente a Alberto Fernández para que concretara la designación de Sergio Massa como ministro de Economía.

También estará el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, que responde al líder del Frente Renovador. El martes, a último momento, el Presidente frenó la fusión entre el ministerio de Obras Públicas y el de Transporte, que iba a conducir Gabriel Katopodis y que le hubiera hecho perder a Massa el control directo de una cartera.

Luego del paso por Santa Fe, Alberto Fernández partirá rumbo a Colombia. Originalmente, se preveía que el Jefe de Estado viajara a Bogotá el sábado, pero, según indicaron en el equipo que comanda Gabriela Cerruti como portavoz presidencial, saldrá este mismo viernes. No hubo detalles sobre los integrantes de la comitiva que acompañará al Presidente, pero sería escueta.

Este viernes dejará una buena muestra del nuevo rol que ocupara el Presidente: recorridas de territorio, giras por el interior y viajes al exterior protocolares. Pero también la agenda externa presidencial podría quedar opacada.

Según indicaron, la bilateral prevista con Joe Biden, está “reconfirmada”. Pero aclaraban: “Falta fijar la fecha, a la espera de la evolución de la salud de Biden”. El viaje fue suspendido cuando el mandatario de Estados Unidos se contagió de coronavirus.

Sin embargo, recién se concretaría luego de la gira del propio Sergio Massa. El ministro de Economía ya prepara una visita a directivos del FMI, en Washington, al Club de París y a inversores de Qatar, en la tercera semana de agosto.

En el viaje trabajan el secretario de Producción, José Ignacio de Mendiguren; el coordinador nacional de CELAC, Gustavo Pandiani, y el titular de la Aduana, Guillermo Michel. También participan de la organización el asesor de la Casa Blanca, Juan González y el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello, quien al mismo tiempo busca concretar la bilateral de Alberto Fernández con Joe Biden.