Prevén un verano en el que continuará la sequía para la región, incluso hasta otoño de 2021

185
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624-815208

La probabilidad de lluvias por debajo de los valores normales, continuará por lo menos para los meses de diciembre y enero próximos, según previeron  especialistas de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE). El pronóstico de sequía pronunciada en la región continuará decreciendo progresivamente a medida que se vaya entrando al otoño del 2021.

La descripción de esta proyección se origina en los estudios dados a conocer recientemente por los Servicios Meteorológicos de Argentina, Brasil y el Instituto Internacional de Investigación y Clima de Nueva York.

Con respecto a esos análisis, el ingeniero Hugo Rohrmann, docente de la Cátedra de Hidrología en la Facultad de Ingeniería de la UNNE y ex – Director de Estudios Hídricos de APA en la provincia del Chaco, explicó los estudios realizados sobre la situación.

El ingeniero indicó que “el pronóstico aportado por los Servicios Meteorológicos de Argentina y Brasil, y Centros de Investigación no están diciendo que no lloverá en estos próximos meses. Está anticipando, en líneas generales, que los valores de precipitaciones serán menores a los promedios históricos. Por lo tanto, para revertir la situación de aguas bajas se requieren lluvias por encima de lo normal, donde en uno o dos meses se recargue la humedad los suelos, y luego, generar excesos que se manifiesten en incrementos de alturas de agua y de caudales en los ríos”.

Este pronóstico de lluvias por debajo de los valores normales de los próximos meses está asociado, entre otros factores, al fenómeno de La Niña. En eso coinciden los centros de investigación, en el que las condiciones del fenómeno de moderadas a fuertes irán disminuyendo progresivamente a Niña débil, para desaparecer en otoño.

El fenómeno del Niño – Niña son dos caras de la misma moneda. La tierra tiene su mayor zona de evaporación en el Pacífico ecuatorial. Es la superficie de agua más grande que tiene el planeta tierra y se extiende desde Ecuador hasta Indonesia. Toda esa masa de agua en líneas generales regula los índices de evaporación, humedad y precipitación en gran parte del planeta, de ahí que es una zona estudiada muy estudiada en cuanto a la temperatura del agua, para indicar que están mas frías que lo normal –Niña- o más cálidas – Niño-.

El ingeniero Rohhhrman informó además que, las bajas precipitaciones y la sequía se empezaron a manifestar en toda la cuenca desde principio de año, sin existencia del fenómeno La Niña, lo que indica que no es el factor determinante, que ayuda sí, pero en la región Noreste del país, hay un componente muy importante de humedad para las precipitaciones, que proviene del océano Atlántico.