Otro escándalo con el Papa, ¿le dio “like” a una modelo?

143
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624-815208

Un nuevo escándalo sacudió al Vaticano. Ya que el usuario del Papa en Instagram, @franciscus, que tiene 7,2 millones de seguidores, le dio “like” (me gusta) a una foto de la voluptuosa modelo, Natalia Gariboto, quien también es muy famosa ya que acumula en la misma red 2,2 millones de seguidores. Cuando ya se hacía tendencia en todo el mundo, desde la Sede Santa se negó que la expresión haya salido de la cuenta oficial del Papa, mientras la modelo se lo tomó con humor “…al menos me voy al cielo”, comentó en su cuenta.

En las últimas horas se dio una situación muy curiosa en las redes sociales. Resulta que en una foto de una modelo brasileña, llamada Natalia Garibotto, apareció un “me gusta” del Papa Francisco. Luego, la mujer subió un posteo a sus redes sociales que tituló “en el día de hoy fui bendecida” y mostró la captura de pantalla con el “Me gusta” de la cuenta de Franciscus. A las pocas horas, el famoso like desapareció y las dudas quedaron en el aire. Algunos usuarios dicen que todo fue una “fake news” y otros aseguran que el administrador que maneja la cuenta del Papa debe haber recibido un buen reto.

Cuando el escándalo seguía por todos los medios periodísticos del mundo, el portavoz oficial del Vaticano, salió a advertir que se abrió una investigación en relación al like que se realizó desde la cuenta oficial del papa Francisco en una fotografía de la modelo brasileña Natalia Garibotto en Instagram. Para ello, tanto el Vaticano en conjunto con la propia red Instagram para descubrir cómo fue posible que desde la cuenta del papa Francisco se pusiera un like a la foto de una modelo.

Para muchos es lógico pensar en una noticia falsa que creció igualmente en el universo de las redes sociales. Sin embargo, bastó con que uno de los 2,2 millones de seguidores de Natalia Garibotto lo advirtiera para que todo después fuera un reguero de pólvora. En la foto, la modelo brasileña aparece vestida de colegiala, con una camiseta blanca corta que enseña la cintura y una minifalda escocesa, mientras se apoya en una de las típicas taquillas de los estudiantes en los institutos. Habrá que ver si pueden mantener su puesto de trabajo los administradores de las dos cuentas oficiales del Papa, tanto en Instagram como en Twitter.