La Academia abrochó, en poco tiempo, el regreso de Lisandro "Licha" López, quien un puñado de meses atrás se iba, entre lágrimas, del club. 

"He decidido terminar esta etapa en el club. Fueron cinco años maravillosos, con momentos espectaculares. Tengo un cansancio y un agotamiento físico; pero sobre todo, un cansancio mental. Di todo lo que podía y tenía, y hoy se termina”, había dicho en conferencia de prensa, el pasado mes de enero de este año.

Sin embargo, la experiencia MLS fue efímera. El delantero necesitó regresar a la Argentina para estar cerca de su familia y, una vez más, las puertas de Racing se abrieron de par en par para él. En abril de este año, falleció Miguel Ángel López, su padre y él precisó volver al país para estar cerca de su madre. Además, en octubre de 2020, nació Guadalupe, la hija que tiene con Mercedes Blanco y la nieta de Víctor, el presidente del club. Así, todo queda en familia.

Licha vuelve libre, con el pase en su poder y su nuevo vínculo con el club será por seis meses. Transcurrido ese período, se podrá renovar por otros seis, en caso de ambas partes estar de acuerdo.

Más allá de la buena relación con la actual conducción del club, el regreso del "15" contó con el visto bueno del Manager Ruben Capria y del DT, Juan Antonio Pizzi. Licha se había ido justo cuando llegaba el binomio DT-Manager. Ahora, regresa para afrontar los 8vos de la Copa Libertadores, ante San Pablo y el nuevo torneo de la Liga Profesional.