En su columna semanal en el aire de radio Facundo Quiroga sobre Seguridad Vial, el Dr. Gustavo Mourazos, abogado especialista en Derecho del Seguro, se abocó esta semana a explicar la importancia del buen uso de las luces en la vía pública.

El especialista se enfocó en principio al artículo 47 de la Ley Nacional de Tránsito, que indica que en la vía pública los vehículos deben ajustarse a lo dispuesto en los artículos 31 y 32 y encender sus luces observando las siguientes reglas: “Debemos tener las luces bajas o diurnas cuando el vehículo transite en rutas nacionales o provinciales por lo que deberá permanecer prendidas tanto de día como de noche, independientemente del grado de luz natural o de las condiciones de visibilidad durante todo el día. Su uso es obligatorio, excepto cuando corresponda la alta y en cruces ferroviales”, explicó.

Esas reglas nacionales se deben entender cómo pautas que nos ayuda a circular con seguridad- y sumó- el dato de que la visión humana un ángulo natural de 104º y en ruta a 65, tenemos una visión es del 70 grado, y a medida que aumentamos la velocidad se disminuye no sólo la visión sino también el tiempo de reacción que debemos tener ante cualquier maniobra que se nos pueda presentar. Y esto hace que día, sin luces, el color del auto difiere en la visualización en distancia y velocidad. Sin embargo, con las luces encendidas, podemos ver cualquier vehículo a al menos 240 metros de distancia. “El uso de las luces no son más que una manera de cumplir con las leyes de protección vial”.

Explicó que se utilizará esta luz durante el día en caso de niebla, lluvia, humo, polvareda o cualquier otro elemento en la atmósfera que dificulta la visibilidad. En las rutas del territorio provincial, cualquiera fuere su jurisdicción, será obligatorio el uso de la luz baja durante el día.

En ese sentido, resaltó que en rutas a una velocidad entre los 65 km/h el índice de visibilidad se reduce a 72° grados; a 100 km/h a 42° grados y a 130 km/h, el ángulo de observación del conductor se convierte a 30° grados.

Por otro lado, indicó que el uso de la luz alta es obligatorio sólo en zona rural y autopistas siempre y cuando la luz natural sea insuficiente o las condiciones de visibilidad o del tránsito lo reclame. Respecto a las luces de posición y de chapa patente: deben permanecer siempre encendidas.