Intensifican el Plan Detectar en barrios de Sáenz Peña para frenar los contagios

67
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624-815208

El Ministerio de Salud Pública de la Provincia intensificó en la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña las jornadas del Plan “Detectar”, en un trabajo coordinado por el Hospital 4 de junio, el comité de emergencia de la Municipalidad, referentes de la región sanitaria 7, referentes sociales y de iglesias, para lograr la mayor cantidad personas hisopadas en las zonas consideradas críticas o de mayor circulación. De esta manera, la estrategia implementada en el Barrio Gran Toba de Resistencia, se replica en la ciudad termal con el objetivo de mitigar la propagación del virus COVID-19. Se prevén más operativos en diferentes localidades de la provincia.

Este dispositivo para testeos en terreno busca pacientes sospechosos de coronavirus, con el objetivo de aislar y realizar el seguimiento y tratamiento adecuado. “Llevamos más de tres barrios rastrillados y más de 350 viviendas relevadas. Encontramos algunos casos sospechosos que fueron hisopados y algunos de los positivos están aislados en el centro que tenemos en el Hotel Gualok”, aseguró el subsecretario de Salud Alejandro García, quien lidera los equipos de trabajo en la localidad.

Los barrios recorridos hasta el momento fueron determinados por la Dirección de Epidemiología de acuerdo a las necesidades más urgentes. Los alcanzados hasta el momento fueron Ginés Benítez, Matadero y Mitre, registrados con mayores niveles de movilidad. Para el martes 7, está previsto que el trabajo se extienda hacia el Barrio San Cayetano y también está previsto replicar el trabajo en terreno en otras localidades del interior provincial.

El Plan Detectar es un programa que fue implementado en la ciudad de Resistencia, en el Barrio Gran Toba con el objetivo de trabajar en terreno y, casa por casa, ir identificando posibles casos sospechosos de coronavirus, realizando hisopados y estableciendo el aislamiento social y preventivo si fuera necesario.  El trabajo estuvo coordinado en un primer momento por el equipo de epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación pero ahora continúan trabajando los equipos locales, que fueron capacitados e instruidos para llevar adelante la tarea, bajo protocolos estrictos de bioseguridad.