Un barbijo KN-95 que se importaba a un valor declarado de 130 Dólares cuando su costo es de menos de un Dolar

La Aduana denunció ante la Justicia maniobras de sobrefacturación de hasta el 800% en operaciones de importación de barbijos y plaquetas de video para minar criptomonedas.

Según informó el organismo que conduce Guillermo Michel, la sobrefacturación fue por un monto cercano a los 4 millones de dólares. La mercadería fue incautada. "Esta operación irregular conocida como 'rulo de importaciones', consiste en declarar el ingreso al país de mercadería a valores sensiblemente superiores a los reales, con el propósito de acceder ilícitamente a una mayor cantidad de dólares a precio oficial, para luego ser transferidos al exterior y, finalmente, convertirlos al valor del dólar financiero", indicó la Aduana en un comunicado.

La DGA estimó, en base a antecedentes de operaciones recientes, que el valor real de la mercadería importada ascendería a US$ 563.000, mientras que el valor declarado en las operaciones investigadas fue de US$ 4.120.000, "es decir una sobrefacturación total estimada de un 730%".

La maniobra fue llevada a cabo por dos empresas del rubro textil, que declararon el ingreso al país de barbijos al amparo de los beneficios del decreto 333/2020 (dictado en el marco de la emergencia sanitaria Covid-19) a valores muy superiores a los del mercado internacional e inclusive local.

De la investigación en Aduana se determinó que una de las empresas importadoras declaró un contenedor con 888.000 barbijos tipo KN-95 (sobre un total de 1.700.000 unidades sobrefacturadas), a un valor total de compra en China de US$ 858.684, es decir, un valor unitario en origen de US$ 0,967, equivalentes a $ 130. "El mismo producto se puede adquirir localmente en comercios minoristas a un precio unitario muy inferior", indicó el organismo.

Placas de 900 dólares a 7000

En otro de los contenedores de las mismas empresas se descubrieron placas de video para minar criptomonedas con una sobrefacturación del 800%.

"Son 300 plaquetas que se declararon productos de alta calidad y prestaciones técnicas a un valor unitario de US$ 7.999, cuando en realidad -y a partir de un más profundo estudio- pudo determinarse que el valor unitario real es US$ 990", aclaró la DGA. En otro orden, la Aduana informó que puso en práctica una fiscalización sistémica de importaciones con triangulación comercial de mercadería proveniente de China y refacturada desde Estados Unidos. En un primer esquema de trabajo, abarca a 722 firmas importadoras que documentaron 13.640 operaciones de importación por un monto de U$S 1.254 millones.