La inminente derrota de la Argentina ante el final del duelo con Australia en los Juegos Olímpicos no pudo esconder el emotivo momento que se vivió cuando Luis Scola salió de la cancha en su último partido tras una carrera épica que marcó a la "Generación Dorada".

Luifa, había advertido que estiraba su carrera para estar presente en estos Juegos Olímpicos solamente por el amor a la camiseta pero, cuando se dirigió al banco de suplentes, un momento increíble sucedió. Oveja Hernández lo recibió con un abrazo y luego hicieron lo propio sus compañeros argentinos pero Scola, no pudo contener las lágrimas de emoción. El partido se detuvo y el estadio se colmó de aplausos para agradecer y homenajear a un grande, tanto el banco de suplentes de Australia, árbitros, periodistas y todos los presentes en la cancha.

Luego de la derrota 97 a 59 contra los Boomers, Luis explicó sus sentimientos al terminar su último partido con la selección. “Intento apartarme de estas situaciones pero bueno, es un golpe bajo. Estaba esperando terminar el partido. Terminó y ya está. Estoy un poco golpeado”, dijo a las cámaras de medios deportivos nacionales. Además, expresó que:  “Estamos todos viviendo una situación especial. Haber visto a los rivales, a periodistas, árbitros, me golpeó un poco" 

“Quería llegar hasta el ultimo momento trabajando a mi manera. Lo pude conseguir y eso me llevo. Me voy en paz”, finalizó uno de los ídolos argentinos.

Luis Scola, una legenda albiceleste 

Sus inicios profesionales fueron en Club Ferro Carril Oeste, en la liga nacional de Argentina. Se destacó en la NBA y en la liga ACB (liga española de baloncesto). Actualmente se encuentra en el Pallacanestro Varese de la Serie A de Italia.

Scola forma parte del último integrante de la Generación Dorada del básquet argentino, fue ganador de la medalla de oro en Atenas 2004 y del bronce en Beijing 2008, dos veces subcampeón del Mundial con la Selección y pasado en la NBA. Es el segundo máximo anotador en la historia de los Mundiales de la FIBA. En el partido en donde Argentina derrotó a Nigeria 94-81 (válido por la 2da. fecha del Mundial de China 2019), anotó 23 puntos, lo cual le permitió superar al australiano Andrew Gaze en el segundo lugar.

Además, llegó a los 611 puntos anotados en mundiales, cifra solo superada por el brasileño Oscar Schmidt, quien tiene el récord de 906 puntos anotados en Mundiales. Asimismo, es el dueño del récord de participaciones en los Campeonatos Mundiales de baloncesto y Juegos Olímpicos (cinco) junto con varios jugadores. El 10 de septiembre de 2019 se convirtió en el jugador con más partidos jugados en Campeonatos Mundiales.

No hay dudas que, Scola trascendió su deporte para formar parte del plantel de uno de los atletas más importantes de la historia de nuestro país.