Una noche en la Bresh, "La fiesta más linda del mundo" casi que puede entenderse como un fenómeno que acompaña el boom de la música urbana argentina a nivel global. Es el point en el que artistas, streamers, creadores de contenido e influencers convergen. Para los más old school, podríamos decir que su rol se asemeja al de La Perla en el rock nacional a fines de los '60. Ya Lit Killah comentó en una entrevista que fue durante una edición de esta fiesta que propuso la idea de "Los de la casa", donde hoy vive junto a FMK, Rusherking y Tiago PZK, y de donde han salido hits de millones de reproducciones.

El fenómeno que se está expandiendo por todas las ciudades del mundo tuvo una nueva edición en el Hipódromo de Palermo. Desde la vuelta del aforo completo a los eventos, la BRESH alberga a 5.000 personas por edición. Al contrario de lo que solía ocurrir en los boliches, empieza a llenarse desde temprano y para las 3 el predio está completo. Como acostumbra, las entradas llevan un par de días agotadas.

La BRESH existe desde 2016, pero los últimos dos años el crecimiento que ha experimentado fue tan meteórico como orgánico. Esta semana el salto que pegó llegó hasta Las Vegas, en pleno after party de los Latin Grammy.

El VIP ahora se trasladó al escenario, ahí detrás de los DJs, y cada tanto alguna personalidad, como el MC y cantante Sony o el streamer Markito Navaja, se asoman a bailar y saludar al público. Los bartenders del lugar dicen que más sale gin tonic que birra, y que aproximadamente, sirven unos 1.000 tragos por noche.

El público elige La Bresh por la música, por la buena onda de la gente, por que, según expresan "se siente la libertad y nadie juzga" y porque es la fiesta del momento.

https://www.instagram.com/fiestabresh/?utm_source=ig_embed&ig_rid=401680b5-329e-487b-b0da-f55ede9c843c