En el marco de la Cumbre del G7,  el presidente Alberto Fernández mantuvo una breve bilateral con el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, a quien transmitió el pleno compromiso argentino para reanudar el diálogo y las negociaciones de soberanía sobre las Islas Malvinas.

La reunión ocurrió en el Tea Lounge del complejo Schloss Elmau, donde se desarrolla la cumbre. La Cuestión Malvinas fue el eje del encuentro al cumplirse 40 años del conflicto del Atlántico Sur.

En este sentido, el jefe de Estado argentino destacó la importancia del diálogo pacífico, el fin del colonialismo y la vigencia del derecho internacional. “Le planteé (a Johnson) que no hay manera de avanzar en la relación si no se avanza en la discusión de la soberanía; espero que ellos reaccionen y cambien la manera de tratar estos asuntos", dijo Fernández.

En esa línea, el mandatario le transmitió a Johnson la importancia del restablecimiento de los vuelos regulares a cargo de la línea de bandera entre las islas y el territorio continental argentino, para "consolidar la confianza en la relación bilateral entre ambos países".

Los líderes también dialogaron sobre la situación en Ucrania, y la "importancia de fortalecer mecanismos globales para paliar los efectos de la guerra", según informaron desde Presidencia.