El pasado domingo, el personal a cargo de la posta ubicada en el Club Social de Quitilipi descubrió el faltante de varios frascos en los equipos de refrigeración, correspondientes a unas 50 dosis de vacunas contra el coronavirus que se iban a utilizar al otro día en la posta.

El Procurador General de la Provincia del Chaco, el doctor Jorge Canteros, explicó que “a partir de la denuncia radicada en la Comisaría del lugar, se procedió a investigar lo ocurrido”.

Asimismo, indicó que “el fiscal Cristián Arana a cargo de la Fiscalía N° 1 de Sáenz Peña lleva adelante la investigación por el robo de vacunas, y que el mismo, ordenó una serie de medidas tendientes a dilucidar cómo ocurrió el robo y quién o quiénes habrían participado”.

 

En el aire de Radio Facundo Quiroga, el Dr. Canteros, dió su opinión al respecto de la situación y estableció que “se cree que las dosis fueron aplicadas, pero no se informaron ya que no correspondían a la franja etaria que se solicitaba vacunar”.