Tras la entrevista con Wanda Nara y Mauro Icardi en Paris por el escándalo con la China Suárez, la diva de Argentina, Susana Giménez llegó al país este sábado, alrededor a las 9.30 de la mañana, al Aeropuerto Internacional de Ezeiza en un vuelo de Air France procedente de la capital francesa.

A pesar de estar acostumbrada a los lujos y comodidades en los viajes, este fue la excepción ya que tuvo algunos sobre saltos. Susana cuando se subió al avión para emprender el regreso al país, se enteró que el asiento que tenía reservado de primera clase estaba roto y por ello, la aerolínea, para compensarla, le brindó tres asientos en clase turista para que tenga un poco más de comodidad durante el vuelo.

Luego, cuando tocó tierras argentinas, la diva de los teléfonos tuvo que llenar papeles y realizar los trámites pertinentes de Migraciones para salir por la puerta principal del aeropuerto junto a los demás pasajeros y no por el VIP, como está acostumbrada.
Allí fue interceptada por fotógrafos y periodistas que la estaban esperando.

Aunque no paró a dar notas, Susana respondió algunas inquietudes de los medios presentes. Cuando le consultaron sus impresiones sobre Wanda tras el conflicto matrimonial que tuvo con el futbolista del Paris Saint Germain, la diva de la televisión destacó que la vio entera y "muy enamorada" de Icardi.

La conductora dejó abierta la posibilidad de hacerle una nota similar a la China Suárez: "¡Qué chusmas que son! Sí, yo no tendría problema de entrevistarla". Y destacó que si desde su producción le indican que tiene que hacerle una exclusiva a la actriz para continuar el tema, ella haría lo que le dicen.

Por lo pronto, recién se pudo ver tan sólo una parte, es decir el adelanto de lo que fue la entrevista entera con la empresaria. La segunda parte de la nota, en la que se espera la palabra del futbolista, se estrenará el próximo martes en la plataforma Paramount +.