Integrantes de la ONG Infancia Compartida, que brega para que la Justicia tenga una mirada más contemplativa y humanitaria en lo que hace a establecer regímenes de contacto de padres y madres separados, se movilizarán en la mañana de este lunes hasta las sedes de los juzgados de familia, ubicados por calle French al 100, para repudiar el caso que se conoció ayer en La Pampa, del crimen del niño de 5 años Lucio Dupuy. El pequeño falleció y su madre y la pareja de ésta están detenidas y el padre pedía a la Justicia que se modifique la tenencia o tener mayor contacto con su hijo.

"Hoy lloramos a Lucio, una muerte absurda y evitable de la que hay culpables y también responsables. Ese estado ausente y un sistema de protección de los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes , que a claras se nota que no está funcionando. Hoy abrazamos a Christian, un padre al que no le permitían ejercer su paternidad y cuidar de Lucio. Hoy pedimos Justicia", expresó la organización Infancia Compartida de Resistencia.

En la capital chaqueña la organización está dando sus primeros pasos, relevó no menos de 50 casos de impedimento de contacto pero están convencidos de que es un número mayor por la cantidad de hechos que aún no se judicializaron.