En Misiones decomisaron marihuana disimulada en equipos de gimnasia

148
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624-815208

En la provincia de Misiones, gendarmería Nacional logró secuestrar 7 aparatos con la droga oculta dentro de sus caños. En un operativo de control en el kilómetro 785 de la la Ruta Nacional 14 a cargo del comando de la estación San José, se detuvo a un camión con semiremolque de un expreso de transporte de encomiendas, que llevaba la carga de estupefacientes de Posadas a San Luis.

Cuando frenaron al camión los gendarmes comenzaron a revisar la carga y se sorprendieron particularmente con un equipo completo de poleas y bancos para gimnasio, siete piezas, con una torre multifunción, un banco plano y uno inclinado para trabajar pectorales que había sido despachado desde Posadas hasta Villa Mercedes en San Luis. Las soldaduras eran recientes, el olor a pintura era marcado. Pesaron los equipos: su peso no coincidía con la estructura.

Así, convocaron a un equipo de perros entrenados: el can Boni respondió con su nariz de manera positiva. Entonces, los gendarmes se comunicaron con el Juzgado Federal de Posadas a cargo de la doctora Verónica Skanata quien ordenó mediante un oficio librado la apertura de los equipos. Entonces, con una amoladora, los gendarmes comenzaron a trabajar: encontraron 20 kilos de marihuana prensada de origen paraguayo, con su clásico olor, valuado por la fuerza en un precio callejero de 2,8 millones de pesos. La pieza de 25 gramos de esa misma marihuana en los “kioscos” porteños se paga en estos momentos 2 mil pesos disimulada en entregas de comida o en pasamanos en taxis.

El hallazgo es una rareza por su formato: este nivel de ingeniería se reserva para la cocaína en el noroeste argentino, oculta en dobles fondos de vehículos. Quizás su destino directo, San Luis, explique la complejidad de la jugada, sin una escala en Buenos Aires, con sectores en villas y galpones del conurbano como intermediarios de venta. La ruta de la marihuana en el noreste argentino está vigente en el litoral argentino.

La ruta, como siempre, va hacia las villas de Buenos Aires o hacia Chile para abastecer al mercado del otro lado de la cordillera. Los últimos meses de la pandemia llegaron con las incautaciones de kilos o toneladas a un ritmo que parece superar al histórico. A fines de septiembre, efectivos del Escuadrón 11 “San Ignacio” de la Gendarmería Nacional secuestraron poco más de nueve toneladas y media en un retén sobre la Ruta Nacional N° 12, a la altura del peaje Santa Ana. Por el hecho, dos hombres, ambos de nacionalidad brasileña, quedaron detenidos luego de transpirar nerviosos mientras un perro entrenado los olía y saltaba excitado.

A comienzos de mees, la Unidad de Investigaciones de Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales “Misiones” de Gendarmería y tres escuadrones de la fuerza entraron en una finca de la zona de Gobernador Roca. En el semirremolque de un camión Volvo se acondicionaban 463 bultos con más de 8800 kilos de hierba. Se realizaron otros tres procedimientos, a cargo de la Fiscalía Federal N°2 de Posadas y el Juzgado Federal de Misiones, con la colaboración de la PROCUNAR. Se allanaron también objetivos en la zona de Jardín América, Puerto Rico, Colonia Polana y Colonia Gisela.