En México, documentan un 100% de recuperación de pacientes con Covid-19, tratados con dióxido de cloro

10137
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624-815208

Desde la ciudad de Querétaro, el médico Manuel Aparicio Alonso, explicó en detalle a Medios y Estrategias el óptimo resultado que vienen logrando en la recuperación de pacientes infectados con Coronavirus, a partir del uso de dióxido de cloro. De acuerdo con el testimonio de este profesional se trata de más de 50 casos, varios de ellos muy graves, más su círculo de contactos estrechos, cuyos tratamientos están siendo documentados íntegramente para acumular evidencia científica que permita ampliar los horizontes a todo el mundo para el uso de esta sustancia que, en muchos círculos médicos, sigue siendo rechazada.

En una entrevista realizada a través de la plataforma ZOOM, este médico mexicano explicó a Medios y Estrategias que integra una comunidad internacional denominada COMUSAV (Coalición Mundial de Salud y Vida) “donde coincidimos profesionales de muchos países que estamos llevando adelante los tratamientos con pacientes afectados por el coronavirus, estableciendo protocolos en base a la gravedad del cuadro de cada persona. Así vamos ajustando la dosis, en base a la gravedad y los síntomas que presenta cada persona. Esta pandemia nos obliga a estar determinando no ya día a día sino hora a hora, las dosis que pueden ser oral o intravenosa, si la persona está en una situación muy delicada”. En este sentido, explicó que lo que se administra va “desde 10 hasta 50 mililitros por día de dióxido de cloro diluido en agua, aunque la mayor de las cifras solamente se recomienda en un caso muy extremo. Normalmente los pacientes ya comienzan a bajar gradualmente sus síntomas con dosis diarias de 20 o 30 mililitros ingeridos paulatinamente. Con este aporte, ya se comienza a manifestar una clara recuperación, aunque nadie puede estar desatento en la evolución de cada persona porque el covid demostró ser super agresivo y generar severos deterioros en pocas horas”.

El doctor Aparicio Alonso aseguró además que puede mostrar “resultados en más de 50 pacientes positivos de covid19, que se han recuperado con un 100 por ciento de efectividad, utilizando el dióxido de cloro administrado vía oral. Esto incluye a otras cien personas más que forman parte de sus grupos de contactos estrechos. Esto requiere de cierto apego tanto de parte del médico en cuanto a corroborar las dosis y los cambios de acuerdo con los cuadros clínicos y la evolución de cada paciente, como también exige que cada paciente siga al pie de la letra los protocolos de uso, la preservación del medicamento y darle la  continuidad al tratamiento. Nosotros estamos documentando todo desde el día 1, es decir el pre tratamiento y el post tratamiento para ir generando una evidencia científica de todo lo que vamos realizando”.

El doctor Aparicio Alonso hizo referencia a que “los protocolos investigados y diseñados por el doctor Andreas Kalcker, que están publicados desde hace 13 años, han sido la base para la utilización que se está haciendo en diversos países para enfrentar la actual pandemia de Covid 19. Aunque como ya lo expliqué en COMUSAV vamos ajustando las dosis y protocolos de acuerdo a cada caso. Hay dos ejemplos que siempre los menciono que llegaron muy graves y se les ofreció el tratamiento convencional o con el CDS (dióxido de cloro). El primero de ellos era un hombre de 54 años con varias enfermedades de base como hipertensión, diabetes, obesidad y tabaquismo. Llegó con hipertensión y a partir del suministro del dióxido de cloro, en sólo dos horas mejoró la saturación de oxígeno de un 81 inicial a un 94%. Al ver esta evolución, él mismo pidió la posibilidad de continuar el aislamiento en su domicilio y el tratamiento. Ya llevamos 34 días de seguimiento de su caso y su situación es excelente. Estamos hablando de alguien que llegó con una fase 5 en el estudio de tomografía que mostraba lo avanzado que el covid estaba en sus pulmones. Es tal vez el que más días nos llevó la recuperación, pero también había llegado en muy mal estado”.

“Otro caso – siguió explicando el médico – es el de una joven de 22 años que no tenía factores de riesgo pero se complicó y vio severamente afectada su capacidad respiratoria. Comenzamos a suministrarle dióxido de cloro cuando ya tenía lesiones pulmonares visibles en las imágenes que le tomamos. En ese caso demoró 4 días para que la paciente sintiera una clara mejoría y pidiera la continuidad del tratamiento en su domicilio, apegándose a los protocolos de cuidado y toma del CDS. A partir de ahí, tomó por 14 días más el protocolo de prevención. Guardamos como parte de la evidencia científica las tomografías de los días 1, 4 y 14 sobre la situación de sus pulmones que testimonian como fue mejorando”.

Asimismo, este médico mexicano admitió que “personalmente tomo hace nueves semanas,m todos los días, dióxido de cloro, de acuerdo con la dosis preventiva, porque tengo contacto con pacientes infectados. Asi como yo, todo el personal que trabaja conmigo también toma y no hemos tenido ningún caso positivo, habiendo tratado ya a muchos enfermos. También les doy en las dosis que corresponden a mis tres hijos, de 7 meses, 4 y 5 años de edad. El CDS es seguro, no es tóxico. Y aunque muchos lo tildan de serlo, no hay ninguna publicación en toda la ciencia médica que documente que el dióxido de cloro haya generado algún tipo de daño colateral”.

Los que se resisten y los que lo usan

El doctor Aparicio Alonso admitió que hay una fuerte resistencia entre los médicos de todo el mundo a admitir los beneficios del dióxido de cloro. Es más, consideró que “mientras esté la pandemia vigente va a ser muy difícil que los profesionales que se resisten a la validez del dióxido de cloro puedan cambiar su parecer. De todos modos quiero contra el caso de dos colegas cercanos, a quienes me acerqué para que lo tomen de manera preventiva, y ambos lo rechazaron. Pocas semanas después los dos resultaron contagiados y ambos se comunicaron conmigo para saber cómo era la dosis que se recomendaba y el tratamiento. Ya los dos han superado rápidamente la infección y están sanos”.

“Por eso creo – remarcó – que todos los médicos y científicos que se resisten al uso de dióxido de cloro solamente podrán cambiar de parecer si les toca transitar con ellos o con un familiar cercano la evolución que permite, en muy pocos días, el uso de esta sustancia. Sobre todo porque todos los medicamentos que en distintos momentos fueron aprobados para tratar a pacientes covid demostraron que no resuelven muchos casos”.

Finalmente este médico que reside en la ciudad de Querétaro ratificó: “quienes estamos involucrados en COMUSAV vamos documentando todos nuestros casos, para poder realizar una publicación con el máximo nivel de evidencias posible, para que los médicos y colegas científicos, que aún resisten su uso, comiencen a utilizarlo y asi lograr que el beneficio sea mundial. Queremos abrir caminos, siendo muy rigurosos con los procedimientos científicos y haciendo llegar toda la información para salvar la mayor cantidad de vidas que sea posible”.