Después de las complicaciones para llegar a un acuerdo por la renovación de Agustín Rossi, el Consejo de Fútbol ya puso manos a la obra para empezar a buscarle un reemplazante al arquero de 26 años pensando en que es muy probable que después del 30 de junio de 2023 (cuando vence su vínculo) emprenda un nuevo rumbo.

Y uno de los nombres que empezó a sonar con fuerza en las últimas horas es ni más ni menos que el de Sergio Romero, quien ayer por la tarde dio la sorpresa haciéndose presente en el predio de Ezeiza y alimentó está posibilidad.

Por el momento se desconoce si la visita del histórico golero de la Selección Argentina, que se encuentra en el país recuperándose de una lesión en la rodilla y está sin club tras su último paso por el Venezia de Italia, se debe a que fue a escuchar una propuesta de Juan Román Riquelme y compañía o si tan solo fue a agradecer el interés que mostraron por él.

Lo cierto es que, teniendo en cuenta la situación de Rossi y que Chiquito siempre fue uno de los arqueros preferidos del vicepresidente e ídolo de Boca, no se descarta que haya ido al predio de Ezeiza para comenzar a negociar su posible llegada a Brandsen 805.

Hace poco más de una semana, cuando aún no se había desatado el conflicto entre el Consejo y Rossi, Chiquito Romero fue consultado sobre la chance de atajar en el conjunto de La Ribera y de inmediato bajó el pulgar: “De Boca no me llamaron. La verdad es que solo me ha llamado Guillermo directamente. Era muy difícil porque estaba en el Manchester United, estaba jugando y Mourinho me quería. En estos momentos no se han comunicado”.

Además, en medio del predio Tita Mattiussi (donde realiza la recuperación de su rodilla tras el desprendimiento del cartílago que sufrió en Venezia), el misionero destacó el inmejorable presente del actual N°1 azul y oro: “De hecho, Boca tiene un gran arquero como lo es Rossi y yo ya tengo 35 años, tengo experiencia, no estoy para tapar el lugar a un chico en crecimiento”.

Por último, más allá de que manifestó su deseo de competir en el fútbol argentino, Chiquito dejó en claro que podría seguir su trayectoria fuera del país: “Tengo propuestas en el exterior que no cerré ninguna porque quiero terminar mi rehabilitación”.