Daniel Gaona, presidente de la Cámara de Turismo de Chaco, en contacto con Radio Facundo Quiroga, reconoció que si bien un repunte en algunas zonas de la provincia, el movimiento turístico en las vacaciones de invierno fue un poco escaso. Según los datos recopilados la ocupación hotelera fue del 30 por ciento, con lo cual es un poco alentador de cara al futuro.

La provincia es un destino que necesita mucha promoción como destino, lo que no sucedió por el poco tiempo que hubo desde la flexibilización de actividades hasta las vacaciones.

Tenemos muchas expectativitas con el turismo receptivo, como actividad solidaria con otras actividades. Esperamos que se reactive la actividad con el avance de la vacunación porque dinamiza la economía local, aseguró.

Y aclaró que si bien no hay temporada alta, en Chaco el movimiento turístico se da desde abril a octubre con destinos en el norte y la ciudad de Resistencia, aunque nuestro próximo objetivo es la temporada de verano en el interior, como los carnavales y festivales municipales que generan movimiento interno en gran medida.