El papa Francisco confirmó que irá a Sudán del Sur en julio con los representantes de otras Iglesias cristianas para participar de una "peregrinación ecuménica de paz". El anuncio se llevó a cabo en la visita de una delegación de la Comisión Internacional Anglicano-Católica Romana.

A su vez, desde el Vaticano afirmaron que el Pontífice visitará Canadá del 24 al 30 de ese mes con el objetivo de pedir perdón de parte del pontífice por los abusos cometidos contra niños en internados católicos en el siglo pasado.

"El Arzobispo Justin Welby y el Moderador de la Iglesia de Escocia Jim Wallace, dos queridos Hermanos, serán mis compañeros de viaje cuando, dentro de unas semanas, podamos por fin ir a Sudán del Sur", dijo el Pontífice sobre el  viaje que realizará desde el 5 al 7 de julio. Antes de ello, estará en República Democrática del Congo (RDC).

"Oramos para que inspire a los cristianos de Sudán del Sur y del mundo a que sean promotores de la reconciliación, tejedores de armonía, capaces de decir no a la perversa e inútil espiral de violencia y armas", añadió Bergoglio, de 85 años.

Su visita al "país más joven del mundo", se hará realidad luego de un nuevo estallido de violencia ya que desde febrero se han registrado más de 70 victimas y al rededor de 40.000 personas abandonaron sus hogares en el condado de Leer, en el Estado de Unity.

Cabe recordar que hace tres años el Papa convocó a las autoridades religiosas y políticas más influyentes de Sudán del Sur a la Casa Santa Marta para un retiro espiritual ecuménico. En gesto histórico, Francisco besó los pies a los líderes del país para implorar paz.