El Nuevo Banco del Chaco aumentó su patrimonio neto en más de un 79%

48
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624-815208

El Nuevo Banco del Chaco dio a conocer los resultados y desempeños alcanzados en el último período que tuvo como contexto mundial la pandemia de COVID-19. En este sentido, el presidente de la entidad financiera, Federico Muñoz Femenía transmitió que, a pesar de las huellas económicas que dejará la situación sanitaria, desde el Nuevo Banco del Chaco sostienen el cumplimiento de funciones particulares como la intermediación financiera para que las empresas consigan recursos, sobre todo durante el período en que las actividades estuvieron detenidas o con mayores restricciones.

En contacto con Radio Facundo Quiroga, Muñoz Femenía explicó que tomaron medidas para sostener la economía, como el caso puntual del otorgamiento de créditos a las empresas o el trabajo operativo en el proceso que implicó la decisión política del Gobierno Nacional con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) “por el operativo y la logística que conllevó el contexto de aislamiento obligatorio”, reconociendo el trabajo articulado de los empleados bancarios, las fuerzas de seguridad, el Ministerio de Desarrollo Social, clubes y voluntarios.


Estadísticas positivas

Entre los números del año 2020 se destaca el crecimiento del más del 90% de la cartera de créditos, la distribución de tarjetas de débito y la apertura de cajas de ahorro, una operación cuantiosa que incluyó la administración de pagos y el ordenamiento de gran cantidad de personas.
En cuanto al IFE, el Chaco obtuvo 350 mil beneficios, lo que implicó 249 mil transacciones a través del NBCH y 137 mil nuevas cajas de ahorro, “un paso importante para la inclusión financiera de muchas familias”.
Además, se transfirieron más de 7.700 millones de pesos a distintos sectores que precisaban de mucha ayuda. Por su parte, la Tarjeta Tuya tuvo un crecimiento mayor al 30%, la Tarjeta Alimentar significó la distribución integral a todos los beneficiarios en menos de 20 días “asegurando la alimentación en más de 20 mil familias, además de un recurso para los comercios” y más de 2.700 Tarjetas IPDUV que “motorizaron el empleo en la construcción a través de las refacciones”.
Muñoz Femenía destacó que el Nuevo Banco del Chaco “incrementó su patrimonio neto, solvencia y liquidez en más de un 79%”, asegurando que “el banco tiene que ser sólido y rentable para responder a sus ahorristas y tener capacidad de crecimiento”.