El escándalo de vacunas para “acomodados” le costó el cargo al ministro Gines González García

72
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624-815208

El Presidente de la Nación, Alberto Fernandez, le pidió la renuncia al ministro de Salud Ginés González García tras desatarse el escándalo de las vacunas facilitadas de manera privilegiadas a quienes no integran equipos de salud, como el caso del periodista Horacio Verbitsky. De acuerdo con los datos que se conocieron este viernes, el ministro montó un vacunatorio con enfermeros del Hospital Posadas que se trasladaron a las oficinas del Ministerio sobre la Avenida 9 de Julio para vacunar a funcionarios, legisladores, empleados públicos y otras personalidades.

La situación hizo explosión en un momento muy delicado desde el aspecto político, social y sanitario. Por ello, a nadie extrañó que el presidente Fernández le pidiera la renuncia al ministro de Salud, Ginés González García; lo cual fue confirmado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, tras una reunión de emergencia en la Casa Rosada. En realidad el punto de quiebre fue la confesión del periodista Horacio Verbitsky, muy allegado al actual Gobierno, quien en su propio porgrama de radio reconoció: “Quiero contarles algo sobre la vacuna. Ustedes se acuerdan que hace unos meses yo dije que prefería esperar unos meses antes de vacunarme y ver qué efectos secundarios podía haber. No tenía prisa, que no me iba a apurar para vacunar. Bueno, pues ayer me vacuné”.

Además, reconoció que accedió a esta suerte de “vacunatorio vip” al que solo acceden famosos tras llamar directamente al ministro de Salud de la Nación. “Recibí un mensaje del secretario de Ginés que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera a darme la vacuna”. En realidad, desde que llegaron las primeras vacunas Sputnik V al país, fueron varios los personajes que nada tienen que ver con los equipos de salud que contaron en las redes sociales que se habían vacunado, sin ser población de riesgo.

Este escándalo por las “vacunas vip” se sumó a una serie de desconfianzas, entredichos y chispazos que hubo desde los primeros días de la pandemia entre la Casa Rosada y el Ministerio de Salud.