A pocos días de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el coronavirus de nuevo ha puesto en jaque a la organización con la acumulación de casos positivos en el entorno de los Juegos, ya que, hasta ayer, hubieron 71 casos positivos y se esperan más en las próximas horas. Por lo tanto, por primera vez, el comité organizador se está planteando la cancelación a última hora de la cita olímpica.

De esta manera, el número de contagios entre las personas acreditadas para los Juegos  como ser deportistas, técnicos, oficiales, personal de organización, entre otros, ha aumentado desde el 1 de julio, cuando se inició el recuento.  Entre los positivos, se encuentran  dos futbolistas de Sudáfrica, una gimnasta de EE.UU., un jugador checo de voley playa y su entrenador.  Sin embargo, el sábado se supo del primer caso de una persona no deportista dentro de la villa olímpica, donde se hospedaran a 11.000 atletas.

De esta manera, a cifra de esos 71 infectados en el entorno de los Juegos, a pesar de estar por debajo de las estimaciones de la organización de siete casos diarios, empieza a ser preocupante y pone en duda la promesa del Gobierno japonés de realizar unos Juegos “seguros y protegidos”, como se propuso cuando optó por el aplazamiento un año.

Sin embargo, en una conferencia de prensa del comité organizador de Tokio 2020, el máximo responsable, Toshiro Muto, ante la pregunta de que si aún podían cancelarse los Juegos, la respuesta, no fue un no rotundo. “No podemos predecir qué ocurrirá con el número de casos de coronavirus, por lo que continuaremos las discusiones si hay un aumento de los casos”. Por lo tanto, si los positivos siguen elevándose, habrá que tomar una decisión. antes de la ceremonia inaugural del viernes.