Año electoral, vuelta a las urnas y cada vez que se acerca la forma de elegir nuestros representantes se interpela si los mecanismos que tenemos son los mejores o si se precisan cambios.

Una de las modificaciones que se propone y que no es nueva pero no por ello pierde legitimidad en su tratamiento es el de implementar la boleta única para reemplazar a las actuales que usa cada partido político de modo tal, entre otras, de evitar el robo , práctica tan repudiable como vieja, entre otras cuestiones.

“Afecta de manera directa nuestra democracia, actualmente tenemos representantes a quienes no le conocemos la cara, las ideas que enarbolan ni los proyectos que representan, es un sistema más limpio y equitativo”, expresó en diálogo con Radio Facundo Quiroga, Iván Gyoker, referente de Republicanos Unidos en Chaco.

El joven encara, por ahora sin éxito, una campaña en redes sociales para que la propuesta tome estado parlamentario , se debata y se apruebe antes de los comicios establecidos para septiembre y octubre, cuando se celebren las Primarias y las generales, respectivamente.

Entre los términos prácticos, indica que reduce los costos de impresión de boletas en un 90% (actualmente deben hacerse el total del padrón para todas las fuerzas políticas que participen y ahora solo se haría en una sola oportunidad) tiene un sesgo también de protección del ambiente al reducir la cantidad de impresiones, sanitario para reducir la manipulación de papel de quienes actúen en la jornada electoral y lo ya descripto de la transparencia.

“Se eliminan las listas sábanas, se elimina el clientelismo que muchas veces observamos que entregan votos con ayuda de mercadería”, finalizó.