Gustavo Martínez confirmó la adhesión de Resistencia a la Ley Yolanda, la cual establece que todos los servidores públicos deben capacitarse obligatoriamente en materia ambiental. Por ello, se llevó a cabo un convenio de colaboración con el Instituto de Derecho Ambiental del Colegio de Abogados.

De esta manera, desde el Estado municipal se aplicarán los principios de dicha normativa adherida las leyes provinciales N°3330 R y N° 3338 R, las que se ejecutarán en orden local a través de las ordenanzas N° 13543 y N° 13544. Los funcionarios y agentes comunales dependientes de los departamentos Ejecutivo y Legislativo, y de los Juzgados de Faltas, recibirán capacitaciones por parte del mencionado instituto para generar conductas laborales tendientes a optimizar el uso de recursos en pos del cuidado del entorno natural de la capital chaqueña.

Para cumplir esas metas, la presente gestión municipal cuenta con el aprobado Código Ambiental (único a nivel comunal en la Provincia) y un Plan Local de Acción Climática que se ha trabajado en el marco de la Red Argentina de Municipios, aprobado en 2019 y con visión a 2030.

Asimismo, Gustavo instó a la familia municipal y a la comunidad en general a cambiar los hábitos en el cuidado del ambiente y multiplicar esas conductas hacia 20 o 30 años en el tiempo ya que, las políticas del gobierno siempre tienden a ser aisladas según las metas que se van a cumplir, pero se necesita continuar en función al cumplimiento de objetivos globales en relación con el medio ambiente.