Hace ya meses que Lionel Messi dejó Barcelona para instalarse en París, pero su corazón continúa estando en su casa en la urbanización Bellamar de Castelldefels. Sin embargo, no sólo la parte afectiva lo vincula con España, ya que el rosarino invirtió en una serie de negocios, como su cadena hotelera MIM Hotels que desde 2017 es gestionada por el grupo hotelero Majestic Hotel Group.

A pesar de estar jugando actualmente en el PSG, Messi acaba de ampliar sus negocios inmobiliarios adquiriendo el sexto hotel de su cadena en el Puerto Deportivo de Sotogrande, en Cádiz.

Messi y MIM Hotels, anteriormente compraron otros cinco, de los cuales cuatro están en España, en Sitges, Ibiza, Mallorca y Baqueira (Lérida), incluyendo otro más en Andorra, el cual se inaugurará a fines de este año tras haberlo refaccionado.

Con esta adquisición, la cadena hotelera orientada a un público vacacional de un segmento premium, vuelve a apostar por un destino de playa para un cliente amante del golf, del polo y de lo deportes náuticos como la vela.

El MIM Sotogrande Club Marítimo, que espera abrir sus puertas al público en abril, es un edifico que presenta una decoración del prestigioso interiorista Pascua Ortega, quien lo ha renovó pero conservando el encanto del entorno.

Posee 45 habitaciones con un diseño que inspira modernidad y que resulta muy acogedor en estilo loft, contando con extraordinarias vistas al puerto de Sotogrande y al mar Mediterráneo.

Además, este nuevo hotel de Messi tiene dos restaurantes con terraza y un spa.

Obviamente se tratan de hoteles exclusivos, donde se puede encontrar una gran variedad de habitaciones a un precio que parte de los 100 euros la noche en pleno fin de semana para dos personas.