Tigre y Argentinos Juniors, que fueron de "punto" en los cuartos de final y terminaron festejando, protagonizarán hoy una impensada semifinal de la Copa de la Liga en el estadio de Huracán.

El encuentro comenzará a las 16, con el arbitraje de Andrés Merlos, televisado por ESPN Premium y TNT Sports. Cada equipo recibió 18.000 localidades, 15.000 populares y 3.000 plateas, por lo tanto 36.000 espectadores podrán presenciar la semifinal.

En caso de que el cotejo culmine empatado al término de los 90 minutos, el finalista, que jugará por la Copa ante Boca Juniors, se determinará con remates desde el punto de penal.

¿Cómo llega cada uno?

Tigre, que hasta noviembre pasado actuaba en la Primera Nacional, fue al Monumental a enfrentar al River de Marcelo Gallardo y lo venció 2 a 1.

El "Matador" jugó un gran partido en Nuñez, con un primer tiempo notable, ejerciendo presión constante sobre el mediocampo de River y atacando con mucha verticalidad, con una gran tarea de Mateo Retegui y Facundo Colidio, autores de los goles.

En el segundo tiempo se replegó un poco ante la necesidad de River aunque nunca resignó la ofensiva, logrando como premio a esa intención la ventaja tras el empate "millonario".

Tigre clasificó en la última fecha en el cuarto puesto de la Zona B, mientras que River avanzó a cuartos de final con antelación en la Zona A, pero este sistema de torneo permite que en la fase final todo se equipare y sea una "nueva" historia cada compromiso.

Argentinos viene de triunfar en la definición por penales, luego de igualar 1 a 1, a un Estudiantes de La Plata al que la mitad más uno lo daba ya instalado en semifinales ante River.

Pero Argentinos, dirigido por Gabriel Milito, demostró que es uno de los equipos que mejor juego despliega, balón bien tratado, triangulaciones, y transición rápida y una ofensiva que cuenta con un goleador como el paraguayo Gabriel Avalos.

Además, el "Bicho" mostró temperamento en La Plata ante un estadio lleno en contra, un adversario ganador y sólido, que se puso en ventaja 1 a 0 y con un hombre menos tras la expulsión de Matías Galarza.

Ahora la situación será diferente para Tigre y Argentinos, ya no estarán a la espera de lo que haga el rival, deberán buscar la victoria ya sin asumir el rol de probables "víctimas" ante adversarios que eran favoritos.

En Tigre el DT Diego Martínez podría repetir el equipo que jugó en Nuñez, aunque de haber una variante sería el ingreso de Ijiel Protti por Alexis Castro, pasando Colidio a la mitad de cancha.

Por el lado de Argentinos habrá dos variantes obligadas con las ausencias de Miguel Torrén, con cinco tarjetas amarillas, iría por él Marco Di Césare, y por el expulsado Galarza, entraría Nicolás Reniero.

En cuanto al historial entre ambos, es de 45 partidos y favorece a los del barrio porteño de La Paternal con 20 victorias contra 11 del "Matador" de Victoria, mientras que hubo 14 empates.