El gobernador Jorge Capitanich se reunió este martes con el subsecretario de Energía Eléctrica de la Nación, Federico Basualdo, para avanzar en una serie de proyectos tanto de mejoramiento de infraestructura como de producción de energías renovables para el Chaco.

Reunidos en la sede del Ministerio de Economía, ambos funcionarios comenzaron analizando la posibilidad de trabajar en una obra que contempla la generación de 138 megavatios de energía solar para la provincia, respondiendo a la política gubernamental de iniciar un profundo traspaso a las energías limpias y renovables. “Estamos promoviendo el cumplimiento de estas metas para 2025, donde queremos llegar al 20% del total de producción con estas energías”, indicó el mandatario.

Además, durante la reunión también se trató la posibilidad de promover incentivos para promover proyectos con base en el gas, para mejorar la viabilidad de diferentes empresas chaqueñas. Al respecto, Capitanich remarcó que “nosotros estamos fortaleciendo toda la red de gas para los parques industriales de la provincia, con el objeto de abaratar costos en la producción de bienes”.

Acompañado por el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons, el gobernador también recibió la confirmación del procedimiento licitatorio para la obra que ampliará la potencia energética instalada en la Estación Transformadora de Alta Tensión “Chaco” de Presidencia Roque Sáenz Peña y la licitación para la mega obra del anillado del Sudoeste, “un proyecto muy importante para la provincia y en donde estamos trabajando en sus mecanismos de financiamiento”, agregó.

Por último, Capitanich y Basualdo avanzaron en una agenda de acciones para ordenar el sistema de pago y la reestructuración de los compromisos con Cammesa, buscando a través de acuerdos garantizar el cumplimiento estricto del compromiso contraído, con las condiciones requeridas por el Estado provincial.

“El Chaco tiene un plan energético totalmente diseñado y en proceso de ejecución, que tiene por objetivo satisfacer las demandas tanto de capacidad instalada como en potencia instalada, y que derivó de nuestros estudios minuciosos de los problemas que tuvimos en años anteriores”, finalizó el gobernador.