El diputado oficialista, Rodrigo Ocampo, presentó un proyecto de ley que establece la prohibición y reconversión de la tracción a sangre.

La medida llega una semana después de la aprobación por parte del Concejo Municipal de Resistencia del Código Único de Tránsito y Transporte que establece en uno de sus artículos la eliminación de las calles de carros tirados a caballo.

Según expresa el proyecto presentado por Ocampo, se buscará “implementar la prohibición de la Tracción a Sangre y utilización animal en todas las actividades que impliquen transporte de carga y recolección” en todo el territorio provincial. Sostiene además que, de aprobarse, se deberá en un plazo de 24 meses implementar las acciones y herramientas necesarias para sustituir o remplazar la utilización del animal.

“El objetivo general es desarrollar una estrategia integral y coordinada junto al Poder Ejecutivo para abordar la problemática con el fin de erradicar el maltrato animal, la inseguridad vial provocada por estos medios; promoviendo la inserción social y laboral de quienes desarrollan dicha actividad”, brega la iniciativa.