La ministra de Salud de la provincia, Paola Benítez calificó de malintencionado a los avisos sobre la efectividad de las vacunas para combatir el virus SARS- CoV-2 y aseguró que esto no hace más que “poner en duda la confianza que tenemos que generar entorno a la vacunación”. 

De esta manera, detalló que, en el Chaco, al igual que todas las provincias del país que utilizaron las vacunas habilitadas, se estudiaron las sensaciones colaterales que producen, obteniendo como resultado que el mayor porcentaje refleja mínimos inconvenientes, como ser, cefalea, o dolor de cabeza, temperatura alta, fiebre, malestar general similar a un estado gripal y dolor de cuerpo, esperables en las primeras 24 o 48 horas.

En relación a los efectos colaterales mayores, Benítez indicó que en la provincia fueron escasos y que dichos malestares pueden darse con cualquiera de las vacunas. “Tuvimos cuatro personas que requirieron de una internación para mayor control y que tuvieron muy buena evolución”, dijo

También, agregó que, respecto a la trombosis, consecuencia colateral secundario más frecuente en la vacuna AstraZeneca, en el Chaco solo hubo un caso estudiado, el cual tuvo buena evolución posterior y que todavía no se puede asegurar que haya sido como consecuencia de haber recibido la vacuna.

Asimismo, desde la cartera sanitaria aseguraron que la letalidad por coronavirus tuvo un descenso significativo en los mayores de 60 años, la misma tiene relación con la vacunación que se está llevando adelante.