El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer este martes la suba de la inflación durante agosto que habría llegado al 2,8%, lo que la ubicaría por primera vez en diez meses por debajo del 3% .

“La inflación de agosto va a estar por debajo de la de julio”, que fue del 3%, dijo la semana pasada, en medio de la gira electoral, el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El funcionario se sumó así al cálculo que realizaron las consultoras privadas encuestadas por el Banco Central en el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que estimaron en 2,8% la suba de precios de agosto merced al congelamiento de tarifas, los acuerdos de precios, y la devaluación de solo 1% del dólar en los últimos meses.

En septiembre del año pasado, el gobierno decidió relajar varias de las medidas de la cuarentena para combatir el Covid 19, y en octubre, el Índice de Precios al Consumidor, trepó al 3,8% y no “perforaría el piso” del 3% hasta agosto.

Incluso, llegó a aumentar 4,8% en marzo de este año. En ese entonces, Guzmán aseguró que ése era el valor más alto y que de ahí en más, comenzaría un lento retroceso.

El ministro aseguró el jueves pasado que "estamos previendo que la tasa de inflación intermensual vaya en una senda decreciente. Es lo que ha ido ocurriendo".

"A partir del próximo mes (octubre) esperamos que la tasa interanual vaya descendiendo. Por estacionalidad puede haber un vaivén entre un mes y otro, pero hoy Argentina está en un proceso gradual y persistente de desinflación", aseguró Guzmán.

El funcionario dejó así abierta la puerta a que algunos aumentos “puntuales”, puedan volver a elevar el índice por encima del 3%.

De manera más específica en septiembre aumentaron las expensas de los edificios, como impacto directo del ajuste en los salarios brutos de los encargados en el cierre paritario para este año. En ese caso, el aumento de los gastos comunes de los consorcios sería cercano al 8%, según estimaciones preliminares.

Otro incremento, del 9% es de las cuotas de la medicina prepaga, el segundo de los cuatro previstos para el año en ese sector. Por último se espera una suba del 8% en los colegios privados que reciben subsidios del Estado.

Al respecto, el economista Carlos Melconían dijo ayer que “la baja de la inflación y el rebote de la actividad es transitoria” y que la situación puede empeorar si el Gobierno insiste en una política que agrave el déficit fiscal y el balance de pagos.

En julio los precios minoristas tuvieron una suba promedio del 3% y acumularon en los primeros siete meses del año un incremento del 29,1%, lo que estaba previsto para todo el 2021. En los últimos doce meses, la inflación minorista se ubicó en el 51,8%, informó el Indec.