Ana Rosenfeld estuvo como invitada al programa Debo Decir conducido por Luis Novaresio, en el cual, la charla giró en torno al escándalo entre Wanda Nara, Mauro Icardi y la señalada como tercera en discordia, la China Suárez. De esta manera, la letrada de la empresaria desde hace una década, dijo la situación actual de la pareja luego de la reconciliación.

En este momento se perdonó. Están juntos. Y el tiempo dirá si Mauro se mereció el perdón que Wanda le está dando”, dijo la abogada a Novaresio y a sus invitados. Además, reconoció a a pesar de estar en un momento difícil en su vida personal debido a la reciente muerte de su marido, Marcelo Frydlewski, se comunica a diario con Wanda.

De esta manera, Rosenfeld reconoció que a pesar de que hubo un gran problema, había que pelear por los sentimientos, ya que, nadie puede asegurar por redes, un eterno amor.  Luego, sin nombrarla lanzó una opinión que involucra directamente a la ex Casi Ángeles: “Generalizando un poco hay algo que es fundamental: "te pueden engañar o podés creer que, realmente, la relación anda mal y que tenés cabida. Pero no podés, simultáneamente, pensar en tres tipos a la vez. Y encima pensar que ese jugueteo va a ser inocente o sin consecuencias”, afirmó.

Tras ello, sin dar lugar a dudas de lo que estaba queriendo decir, dijo: “No era una única relación que tenía vía redes la China con Mauro. Supuestamente, salieron a la luz que hubo otros intentos. ¿El que pica, pica es? ¡No!”.

Asimismo, al parecer no son días tranquilos aun para la actriz, ya que en los últimos días, en el programa Intrusos hablaron de la madre de Benjamín Vicuña: Isabel Luco Morandé. “La señora Luco lo ve mal a Vicuña. Él le compró la casa para ponerse las pilas en la relación y ella seguía con su amante. Está desilusionado”, afirmaron.  Además, la periodista Paula Varela sumó: "En la madre de Vicuña todo este escándalo mediático no cayó nada bien y le estaría queriendo recortar la cuota alimentaria que le da por sus hijos. Es una cuota en petrodólares".