Amazon admitió que sus trabajadores orinan en botellas de plástico

89
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624-815208

En un principio, Amazon negó que sus empleados tuvieran que orinar en botellas en algunas ocasiones, pero luego surgieron pruebas del hecho.

Mark Pocan, del partido demócrata de Wisconsin en Estados Unidos, realizó las acusaciones en Twitter de que el personal de Amazon, orina en botellas de plástico. Sin embargo, la empresa negó el hecho hasta que surgieron pruebas que lo corroboran.

De esta manera, la compañía estadounidense de comercio electrónico y servicios de computación a través de internet, se disculpó con el político por negar falsamente que los conductores se hubieran visto obligados a recurrir a esta práctica y ahora Amazon las ha dado por válidas.

“Le debemos una disculpa al representante (demócrata) Pocan”, afirmaron desde Amazon en un comunicado publicado en su sitio web.

El tuit [en el que Amazon negó la información] era incorrecto. No contemplaba nuestra gran población de conductores y, en cambio, se centraba erróneamente solo en nuestros centros de distribución”, asevera el comunicado.

La empresa añadió que todos sus centros logísticos tienen decenas de aseos que los empleados pueden utilizar “en cualquier momento”.

Sin embargo, varios  medios de comunicación citaron a numerosos empleados de la empresa que confirmaron que no les quedó otra opción que orinar en botellas de plástico mientras trabajaban.También describieron prácticas de trabajo despiadadas, tanto en sus centros como entre el personal de reparto.

The Intercept también informó de que obtuvo documentos internos que sugerían que los ejecutivos de Amazon estaban al tanto de lo que ocurría.

Según los testimonios de los trabajadores y pruebas documentales recogidas por la publicación, la práctica de orinar en estas condiciones estaban limitadas y se debía a “a la presión por cumplir las cuotas” que sus superiores establecían. En algunos casos, “los empleados incluso defecaban en bolsas”, expone el medio.

La compañía afirmó que el problema es “una cuestión antigua en todo el sector” y aseguró que “les gustaría resolverlo”.

Pocan rechazó la disculpa el sábado, tuiteando: “No se trata de mí, sino de sus trabajadores, a los que no tratan con suficiente respeto ni dignidad. Empiecen por reconocer las inadecuadas condiciones de trabajo que crearon para TODOS sus trabajadores, luego arréglenlo para todos y, finalmente, dejen que se sindicalicen sin interferencias”.

De esta manera, Pocan criticó a Amazon por oponerse a los esfuerzos de los trabajadores para sindicalizar un importante centro en Alabama.

“Pagar a los trabajadores US$15 por hora no te convierte en un lugar de trabajo progresista cuando dificultas la formación de sindicatos y haces que los trabajadores orinen en botellas de agua”, escribió la semana pasada en un tuit.

Fue entonces cuando la cuenta oficial de Amazon respondió: “No se cree realmente lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si eso fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros”.

“Lo cierto es que tenemos más de un millón de empleados increíbles en todo el mundo que están orgullosos de lo que hacen y que reciben excelentes salarios y atención médica desde el primer día”.

Los trabajadores de Amazon en Bessemer, Alabama, votaron la semana pasada en una votación histórica para decidir si quieren ser representados por el Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Almacenes. Aunque, Amazon se opuso firmemente a esta iniciativa los resultados no se esperan hasta la próxima semana. Si votan afirmativamente, se convertirá en el primer sindicato de Amazon en Estados Unidos. Asimismo, en Europa, la mayoría de sus instalaciones están sindicalizadas.